Ventanas: El Vidrio

¿Cómo podemos mejorar el aislamiento térmico de nuestras ventanas?

Actualmente gran parte de la población está interesada en términos como ecología, ecoeficiente, etc. El término ecología nos interesa a todos por su aspecto económico a parte del ecológico; es decir una vivienda mejor aislada es más ecológica que otra peor aislada y a la vez es mucho más económica a la hora de pagar facturas.
La vivienda que todos habitamos, nuestro hogar en el que pasamos gran parte de nuestra existencia, está compuesta de múltiples ventanas y éstas a su vez tiene una superficie de vidrio importante (entre el 70-75% de la superficie de una ventana es vidrio). La mayor pérdida térmica en nuestras casas se produce a través de éstas, ya que son el elemento con menor poder de aislamiento.
Para mejorar el aislamiento térmico de una ventana basta con cambiar el vidrio de la misma, siempre y cuando la carpintería tenga unas condiciones mínimas de aislamiento, en muchos casos no existen éstas condiciones mínimas y también hay que sustituir la carpintería.

¿Qué tipo de vidrio debería instalar?

Difícil respuesta, ya que según la zona en la que se sitúe, la orientación de las ventanas y las condiciones interiores de la vivienda, las respuestas serían diversas.
Si bien, es necesario conocer que en el doble acristalamiento existen varios factores que modifican y afectan a su aislamiento térmico, como son la cantidad y la dimensión la(s) cámara(s) de aire así como el gas utilizado en su interior y el tipo de vidrio.
Tipos de vidrio:
Existen diferentes tipos de vidrio, normalmente en nuestras viviendas tenemos un vidrio simple o doble pero sin ningún tipo de tratamiento. Actualmente tenemos vidrios con tratamiento para control solar, bajo emisivos, control acústico, etc. La posición de estos vidrios tratados, dentro del doble o triple acristalamiento, tiene una relevancia capital para la obtención del aislamiento deseado. Según nuestras necesidades y con un cálculo técnico, nos decantaremos por la solución adecuada.
Cámara de aire:
La cámara de aire influye de manera directa en el aislamiento térmico global.
Existen dos aspectos fundamentales en la cámara de aire: el espesor de la cámara y el gas que la ocupa.En términos generales el espesor de la cámara de aire no debería ser inferior a 12mm, ya que en medidas inferiores a ésta el aislamiento térmico se reduce sustancialmente. La incorporación a la cámara de gas Argón o Krypton en vez de aire deshidratado, aumenta el aislamiento térmico de manera considerable.
Con un cálculo técnico personalizado obtendremos la mejor solución para cada una de las situaciones; actuando sobre los tres aspectos mencionados: tipo de vidrio, espesor de cámara y gas de la cámara.

Escrito por

Diseñadora, arquitecta y socia-fundadora del ilusionante RiiVdesign, donde explora campos tangentes entre el diseño y la ecología. En Casa Eco-habitada, se ocupa de la investigación de nuevos materiales destinados a la rehabilitación de viviendas. Su actividad profesional como arquitecta ha girado en torno a la rehabilitación de viviendas y la participación en concursos de arquitectura.

Etiquetado en:,

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *